Un gol le faltó al Manchester; a play-offs de Europa League

Manchester United se quedó a un gol de pasar directamente a los Octavos de final de la Europa League a pesar de su triunfo de 0-1 ante la Real Sociedad, por lo que disputará los play-offs.

El cuadro español avanzó directo a Octavos tras ser líder del Grupo E por diferencia de goles.

El tanto a los 17 minutos de Alejandro Garnacho no fue suficiente para que los de Erik ten Hag se hicieran con la primera plaza en un duelo igualado en el Reale Arena.

Los de Imanol Alguacil entraron mejor al partido, volcando todo su juego en campo rival, pero la pegada del Manchester United hizo que los ingleses golpearan primero. Cristiano Ronaldo filtró un balón al espacio para que el joven Garnacho estrenara su cuenta goleadora con los ‘Red Devils’, tras un buen disparo con la zurda que batió por alto a Remiro. El extremo hispano-argentino tuvo el doblete en sus botas, pero su golpeo se le fue alto.

Fue un jarro de agua fría para los de Imanol Alguacil, que hasta el momento habían entrado mejor al partido. Sin embargo, los de Ten Hag, espoleados por el gol, subieron sus líneas de presión y empezaron a llegar con más asiduidad a la meta rival, a sabiendas que necesitaban otro gol para ser primeros.

Cristiano, muy participativo, estuvo a punto de hacer el segundo tras recibir un regalo de la defensa ‘txuri-urdin’, pero mandó el balón alto en una vaselina. Antes de emprender el camino a vestidores, el meta español David de Gea tuvo su cuota de protagonismo con una doble intervención espectacular, primero al disparo de Gorosabel desde la frontal, para después poner una mano salvadora al disparo a bocajarro de Pablo Marín.

Con el regreso de los protagonistas al terreno de juego, la Real Sociedad volvió a ofrecer una mejor versión, con numerosos acercamientos al área rival, pero sin concretar entre los tres palos. Carlos Fernández, por partida doble, y Guevara lo intentaron desde dentro del área, pero no llegaron a finalizar, ante un United que se lanzó a por el partido ya en los instantes finales.

Ten Hag armó entonces un equipo ofensivo e incluso colocó a Maguire como pareja de ataque de Cristiano Ronaldo, en un intento a la desesperada de anotar un gol más para ser líderes. Sin embargo, la solidez defensiva de los de San Sebastián disipó cualquier intento inglés de hacer el segundo tanto, cerrando así un partido igualado que sirvió de poco a los de Mánchester.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *