‘Se compran colchones, tambores…’, mexicano lleva el sonido al Mundial

Un mexicano con bocina gigante en los hombros sigue causando sensación en el Mundial, luego de que ahora se le vio en Doha, Qatar, con el tradicional “se compran colchones, tambores, refrigeradores, estufas, lavadoras, microondas, o algo de fierros viejos que vendan”, famoso sonido de ropavejero.

De inmediato, algunos mexicanos, vestidos con la playera del Tricolor, que estaban presentes identificaron el sonido y grabaron el momento entre risas. Asimismo, sorprendió a algunos habitantes de Qatar.

Hace unos días, el aficionado con bocina gigante en hombros fue captado a su llegada al aeropuerto internacional de Hamad con la música de la “Canción del mariachi”. El video fue titulado en TikTok como: Los mexicanos la mejor afición en los mundiales. Así llegamos los mexicanos a Qatar”.

MEXICANOS EN EL FIFAN FAN FEST EN DOHA

En la apertura del FIFA Fan Festival en el Al Bidda Park, en Doha, los mexicanos no se podían quedar atrás y se les vio disfrutando del momento, eso sí, algunos con cerveza en la mano.

Las máscaras de los luchadores Rey Misterio y Dr Wagner Jr son las que más han aparecido.

FIEBRE DE AFICIONADOS EN DOHA

El centro de la capital qatarí siente cómo se calienta el ambiente con un flujo de aficionados procedentes de todos los rincones del mundo.

El pequeño y riquísimo país del Golfo, de 2,9 millones de habitantes, observa cómo su cotidianidad repentinamente se ha visto trastornada por la llegada de los seguidores.

En la cornisa, el gran paseo turístico que bordea la bahía de Doha, y cerca del parque Al-Bidda, los aficionados ataviados con los colores de los equipos empiezan a hacerse oír con una mayoría de mexicanos, que portaban sus tradicionales sombreros, y argentinos.

«Anoche (sábado) fuimos al festival de fans y fue divertido, un poco largo en la entrada. Pensamos que habría más gente, pero acaba de empezar. La gente aquí habla bien inglés, es bastante fácil. El transporte funciona muy bien», agregó un mexicano que aterrizó en Doha el sábado por la noche con una decena de amigos. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *