Real Madrid avanza como mandamás de grupo en Champions

El Real Madrid, que estaba ya clasificado para los octavos de final de la Champions League, se aseguró además hacerlo como líder del grupo F al imponerse 5-1 al Celtic de Glasgow, en el estadio Santiago Bernabéu. 

Los goles de penal de Luka Modric (6) y Rodrygo (22), y los tantos de Marco Asensio (51), Vinicius (61) y Fede Valverde (70), dieron un triunfo que garantizó el primer puesto de la llave frente al RB Leipzig alemán (2º), que se impuso 4-0 al Shakhtar Donetsk en el otro encuentro de la última jornada del grupo.

Los dos últimos tropezones consecutivos del Real Madrid contra el Shakhtar (1-1) y el Leipzig (derrota 3-2) habían permitido a los alemanes, segundos del grupo, aspirar a arrebatar el liderato a los merengues en la última jornada.

El Real Madrid logró su objetivo de clasificarse como primero de grupo en un partido marcado por los penales, en el que los merengues se vieron sorprendidos de entrada por la intensidad y la presión adelantada del Celtic, que lograría maquillar el resultado con un gol de Jota (84).

El impulso de los escoceses, ya eliminados y que no se jugaban nada en el encuentro, se vio cortado en seco por una mano de Moritz Jens en el área sancionada con un penal, que transformó Luka Modric (6).

El tanto animó al equipo merengue, que empezó a llegar más al área del Celtic aprovechando las subidas por los costados.

RODRYGO DA TRANQUILIDAD

En el 18, Vinicius remató en boca de gol un balón que rechazó el portero Joe Hart, pero en la jugada posterior llegó una mano en el área de Matt O’Riley sancionada con otro penal.

Rodrygo se encargó de transformar la pena máxima para poner el 2-0 en el marcador (21), antes de que Vinicius enviara a las nubes un disparo prácticamente a puerta vacía (22).

Al igual que ha ocurrido en partidos anteriores, la ventaja en el marcador llevó a los jugadores a relajarse, permitiendo más llegadas del Celtic, que obligó a lucirse a Thibaut Courtois en dos disparos de Kyogo Furuhashi (26) y de Reo Hatate (29).

La mejor ocasión para el Celtic llegó cerca el descanso cuando Ferland Mendy derribó en el área a Liel Abada provocando un nuevo penal.

Thibaut Courtois desbarató el disparo de Josip Jusanovic (35) para desesperación del conjunto escocés, que tras la pausa trató de dar un nuevo paso adelante.

GOL DEL HONOR

Pese a la desventaja y el peligro del Real Madrid con espacios, el Celtic no se fue atrás y siguió tratando de llegar a la meta blanca aprovechando su velocidad.

Un nuevo tanto merengue al rematar Asensio un pase atrás de Dani Carvajal (51) volvió a frenar al Celtic y dio más tranquilidad al Real Madrid, que empezó a gestionar el partido con la posesión del balón.

Apenas diez minutos más tarde, Vinicius remató a bocajarro un centro desde la derecha de Fede Valverde para poner el 4-0 (61).

El uruguayo se encargaría de hacer el 5-0 con un disparo desde la frontal a pase de Asensio (70).

Con la ventaja en el marcador y el objetivo cumplido, Carlo Ancelotti empezó a repartir minutos con los cambios.

El técnico italiano dio entrada a Karim Benzema por Vinicius (64) para dar minutos al capitán merengue, una vez superada la fatiga muscular que le había llevado a perderse los últimos tres encuentros de su equipo.

Sin nada que perder, el Celtic siguió tratando de llegar al área de Courtois hasta que Jota logró marcar con una falta desde la frontal el definitivo 5-1 (84).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *